2019-03-06T20:32:26+01:0006/03/2019|Etiquetas: , , , |

Por: Leonel Cuevas – Solution Sales LATAM

Los primeros días de diciembre tuvo lugar en Buenos Aires el GSMA Mobile 360 Series – Latin América, del cual Valid participó junto a otras empresas y referentes de la industria. A través de diferentes presentaciones y paneles de debate, se abordaron los principales desafíos de la industria de cara al futuro y la red 5G fue uno de los temas centrales. En ese contexto, la GSMA presentó su informe anual La economía Móvil en América Latina y el Caribe 2018, que arrojó importantes novedades sobre la región.

Según este informe, en América Latina y el Caribe están ocurriendo dos sucesos principales que permiten sentar las bases para la implementación de las redes 5G.

Por un lado, existe una creciente penetración de suscriptores en la región, que a mediados del año 2018 alcanzaba un total de 442 millones de suscriptores únicos y que se espera aumente hasta los 517 de millones para el año 2025, lo que representará el 10% de todos los nuevos suscriptores a nivel mundial. De todas maneras, en la región existen diferentes niveles de penetración: mientras países como Argentina, Chile y Uruguay están cerca de saturar su mercado abordable total, otros como Guatemala, Honduras y Nicaragua aún mantienen niveles de penetración relativamente bajos.

Por otro lado, en toda la región se acelera la adopción de los teléfonos inteligentes aún en contra de las presiones macroeconómicas y depreciación de las monedas que tiende a añadir una dificultad adicional. A fines del 2017, las conexiones a través de teléfonos inteligentes alcanzaron los 417 millones, lo que representa un 62% de las conexiones totales. Además, durante el primer semestre del 2018 esta participación aumentó hasta el 64%. Las proyecciones de toda la región permiten esperar un total de 189 millones de conexiones con teléfonos inteligentes adicionales para el año 2025, alcanzando así una adopción del 78%.

Estas dos tendencias son las que impulsarán los despliegues de las redes 5G a lo largo de toda la región, y si bien en la actualidad se están llevando a cabo pruebas y ya se prevén algunos lanzamientos comerciales para el año 2019, recién en el año 2025 se estima que la participación de conexiones en tecnología 5G estará alrededor del 8%. Si bien puede interpretarse como una proyección bastante baja, lo cierto es que aún se realizan inversiones sobre 4G y, en la actualidad, la adopción de servicios con esta tecnología es relativamente baja, situándose en el 35% de las conexiones totales. Se espera que, a finales del 2018, la tecnología 4G supere al 3G como la tecnología dominante.

Por esta razón es que podemos afirmar que el impacto de la red 5G recién se materializará en la próxima década, cuando alcance un total de 62 millones de conexiones para el año 2025. En ese sentido, los países que se perfilan como los líderes en la adopción de esta tecnología son Corea del Sur, Estados Unidos y Japón; y en la región se espera que México sea el primer mercado donde se lancen servicios 5G comerciales.

No obstante, esta tecnología despierta un gran interés debido a su potencial impacto transformador en América Latina, pues a medida que la industria realice la transición de 4G a 5G, se espera que los servicios móviles desempeñen un papel importante en las verticales claves de la industria como minería, manufactura, agricultura y ciudades inteligentes, que no dejarán de crecer. En ese escenario, se provee que el segmento empresarial será la fuente más importante de ingresos incrementales en 5G y que el IoT para aplicaciones de uso industrial, aprovechará al máximo las nuevas prestaciones y capacidades de esta red.

Fuente: Informe de la GSMA Association – La economía Móvil en América Latina y el Caribe 2018.