2020-02-14T15:06:35+00:0027/12/2019|Etiquetas: , , , |

Por Alejandro Pulido, Standardization Expert en Valid

Hace unos meses, varias compañías telefónicas comenzaron a lanzar pilotos de conectividad 5G para sus clientes, entre las promesas de esta nueva generación de la red móvil se encuentran una mayor protección de la privacidad del usuario, una menor latencia para permitir aplicaciones VoIP, y velocidades nunca vistas para la reproducción de contenido en Streaming.

Los usuarios, aprovecharán estas ventajas a corto plazo, que se verán actualizadas con nuevos servicios, una mayor QoS, y mejoras sustanciales en la conectividad a partir de Junio, aprovechando las olimpiadas Tokio 2020, cuando el servicio 5G se espera esté 100% operativo y ofrezca los servicios de roaming a nivel global.

Pero a esto hay que sumar lo que “el usuario medio no verá”, esta nueva generación, centrada en dar respuesta a la demanda de conectividad de IoT, así como soporte a las soluciones de Big Data, va a proporcionar un marco revolucionario para la descongestión de las redes actuales permitiendo todas las conexiones necesarias para las Smart Cities y los ingentes volúmenes de datos generados por parte de las aplicaciones que se recopilan para ofrecer dichos servicios de valor añadido al usuario y a las compañías de Big Data.

A esta revolución de la red se le une, la lenta pero inexorable implantación de la eSIM, tanto para “M2M” como para “Consumer”, actualmente ya contamos con varios dispositivos 5G compatibles con eSIM, y el crecimiento se espera que sea exponencial a partir de Enero.

Por parte de la eSIM, se han hecho importantes actualizaciones tanto de Sistema Operativo como de los datos específicos de los Operadores.

En este contexto, SIMAlliance (Organización de fabricantes de SIM) ha actualizado el Perfil de Operador para eSIM para dar soporte a la nueva red 5G, así como mejoras en la interoperabilidad de los diferentes elementos en el mundo eSIM.