Las tecnologías vestibles (wearables) avanzan para las masas. Después de algunos años restringidas al mundo de los early adopters –un público que tiene como estilo de vida experimentar las tecnologías y por lo tanto es un gran aliado en el proceso de innovación– el lanzamiento del dispositivo generó lecciones para el mercado financiero, que ahora invierte en su uso a gran escala.

  • Wearables
2017-12-13T10:45:44+00:0014/03/2017|Etiquetas: , , , |

Las tecnologías vestibles (wearables) avanzan para las masas. Después de algunos años restringidas al mundo de los early adopters –un público que tiene como estilo de vida experimentar las tecnologías y por lo tanto es un gran aliado en el proceso de innovación– el lanzamiento del dispositivo generó lecciones para el mercado financiero, que ahora invierte en su uso a gran escala.

El foco de los wearables como medio de pago para esa primera generación de usuarios fue probar que el consumidor no necesitaba billetera o celular para realizar sus pagos de manera segura y automatizada. Misión cumplida. La próxima generación es la que exigirá creatividad y convergencia de la industria.

La experiencia de comprar y pagar debe ser sencilla, rápida e intuitiva, así como debe serlo también la autenticación y la identificación de fraude. El usuario desea transacciones comerciales sin complicaciones, pero controlando los gastos y con facilidades, a través de aplicaciones y uso de data intelligence que le permita la opción de elegir de dónde, cómo y cuánto consumir.

Junto al wearable se ofrecerán funcionalidades que garanticen tales facilidades y servicios que el cliente final espera.

La tecnología de pagos digitales (con la evolución de los bancos digitales, blockchainbeacons) y la Internet de las cosas, aliados a la adopción de inteligencia artificial cognitiva evolucionan para contribuir con la mejora de la percepción y la experiencia de estos usuarios. Ciertamente será la experiencia positiva del consumidor la clave para que este nuevo medio de pago sea integrado a su día a día y utilizado a mediano y largo plazo.

Comercio preparado

La mayoría de las máquinas para pago con tarjeta en Brasil ya cuentan con la tecnología NFC (Near Field Communication), que permite el intercambio de datos entre el dispositivo vestible y la red de captura de transacciones. En la práctica esto significa que los comerciantes ya están listos para atender los medios de pagos móviles vestibles. La tendencia es que las monedas digitales sean cada vez más aceptadas, ya que su naturaleza es ser más interoperables que el dinero común.

El tiempo dirá si las modas digitales sustituirán a las tarjetas (como las tarjetas sustituyeron a los billetes y monedas). El hecho es que con el ambiente de digitalización en ascenso, los wearables son una oportunidad latente.